Cirugía de los párpados

La blefaroplastia estética es la operación destinada a corregir las señales que en los párpados manifiesta el envejecimiento facial: descolgamiento de la piel de los párpados superiores y "bolsas" en los párpados inferiores y en la porción interna de los superiores.


Se inicia la operación realizando unas incisiones en la piel de los párpados para liberar y extirpar el exceso de piel y músculo orbicular. Seguidamente, se extirpa la grasa en la cantidad adecuada para eliminar las bolsas palpebrales. Por último, se sutura la piel.

Tras la intervención, que suele durar una hora y media aproximadamente, se aplica una pomada oftálmica y unos apósitos con suero fisiológico muy frío con el fin de reducir las molestias y la inflamación. Sin embargo, es normal que durante la primera semana persistan la hinchazón y los cardenales de los párpados. La mayor parte de los pacientes podrán incorporarse a su vida normal en unos 10-12 días. Al principio las cicatrices pueden ser visibles, como finas líneas enrojecidas situadas en el pliegue del párpado superior y por debajo de las pestañas en el párpado inferior, extendiéndose unos milímetros hacia la sien en una de la arrugas de las "patas de gallo".

A veces, tras la blefaroplastia, se presenta cierta dificultad a la acomodación de la vista, que desaparece a las 2-3 semanas de la intervención. También puede aparecer una conjuntivitis y hematoma subconjuntival que ceden rápidamente con el tratamiento adecuado. En los primeros días puede suceder que durante el sueño no se cierren completamente los párpados; esto es normal, y cuando el músculo orbicular recupere su tono (eventualmente ayudado por ejercicios adecuados) se corregirá. El resultado de la operación es muy favorable y duradero y, en general, las bolsas de los párpados no suelen reaparecer.


¿Quién es el candidato ideal para someterse a una blefaroplastia?

Los candidatos ideales para someterse a una blefaroplastia son aquellas personas que buscan una mejoría, y no una perfección absoluta, en su apariencia. Si usted posee un estado general de salud bueno, tiene una estabilidad psicológica, y es realista en sus expectativas, será un buen candidato. Generalmente los pacientes tienen 35 años ó más, pero en algunos casos con tendencia familiar a tener bolsas, los pacientes son más jóvenes. La blefaroplastia mejorará su apariencia y la confianza en uno mismo, pero no conseguirá que nos parezcamos a otra persona o que nos traten de manera diferente. Antes de decidir si se va a realizar una blefaroplastia piense qué quiere conseguir y discútalo con su cirujano plástico.


#cirugía

13 vistas

¡Suscríbete y entérate de todo!

  • Facebook icono social
  • Instagram
  • YouTube
  • Twitter

Información

Av. Javier Prado Este 3899 - Esquina con Jr. República de Líbano 101 en Santiago de Surco (Frente al Jockey Plaza)

 TE LLAMAMOS

¡DÉJANOS TU NÚMERO! 

Aló 

Medilacel

  • Reservar Cita: (01) 437 8852

  • Celular: 982097130 / 943410791

Tenemos Facebook e Instagram

¡Síguenos en nuestras Fan Pages!

© Copyright 2019 Clínica Medilacel.

Todos los derechos reservados.